Ser test knitter o tejedora de prueba

4

Continuando con el tema del post anterior, ¿has decidido en convertirte en una test knitter? . Antes de dar ese paso, existe unos puntos a tener en cuenta.

1.  Saber tejer. Puedes pensar "obviamente" o, "tengo que ser una experta" No te preocupes. Si sabes montar puntos, tejer al derecho, al revés y sabes interpretar un patrón ya tienes el 50%.

No te agobies,  existen proyectos para todos los niveles. A saber: principiante, intermedio y avanzado.

Elige el proyecto más adecuado a tu nivel.

2.  Saber comunicarte  en inglés.

No te asustes, todo se aprende.  Ten a mano un diccionario, un traductor y un libro de gramática de inglés.  Te comento lo del libro de gramática porque a veces los traductores traducen de manera literal.

Yo suelo leer blog de tejedoras inglesas y americanas. Me acompaña siempre un diccionario.

Para  empezar, haz frases cortas. Hay personas que lo agradecen. 

Es importante dejar claro el método que se va usar para comunicarte con el diseñador. Éste, te puede pedir que sea a través de mensaje privado en Ravelry o  a través de correo electrónico.

3.  Tener tiempo. O mejor dicho, saber gestionar  tu tiempo.

Ten en cuenta que existe un plazo para cada proyecto. Si por algún motivo no puedes acabarlo en el tiempo que te pide el diseñador, ponte en contacto con él.

4. Tener el material necesario que te pide el diseñador.

Por ejemplo, el diseñador te pide que hagas un calcetín con lana de 50% merino y 50% seda ,  tipo fingering yarn o fingering sock yarn y con agujas del 3,25 mm. Pues esto es lo que tienes que tener. La única duda que te puede asaltar en ese momento es si hacerlo con agujas de doble punta o con agujas circulares.

5. Saber interpretar un patrón. Ten en cuenta que puede haber errores en él.  Debes corregirlo.

6. Saber manejar el calibre o gauge. Seguimos con el ejemplo del calcetín.

El diseñador te pide que hagas un calcetín para las tallas 38, 40 y 42. ¡Vaya,  el patrón es para una talla 36!
En este punto entra las matemáticas. Es muy importante que antes de ponerte a hacer el calcetín hagas una prueba.

Cuando compras una lana en la etiqueta te dice dice: con agujas de 3,25 mm, gauge 32 puntos, 10cmx10cm.

Es decir, que con agujas de 3,25 mm tienes que montar 32 puntos y  hacer 32 vueltas.  Una vez hecho esto, bloquea lo que has hecho y después de bloquear tienes que medir. Si te mide 10 cm de ancho por 10 cm de alto.  ¡Felicidades! Tu tensión a la hora de tejer es buena.

Insisto en este punto, a la hora de tejer cualquier prenda es importante hacer esta prueba. A cuántas nos ha pasado que hacemos una prenda como dice el patrón y nos queda muy grande o muy pequeño.

7. Antes de dar el paso definitivo, pregunta , pregunta y pregunta. No te quedes con una duda.


Si cumples con esto... ¡lánzate y sé una test knitter!

Teje con el cariño como tú solo sabes. Cumple los plazos. Haz todo lo posible e impresiona al diseñador.

¡Imagínate que entras a formar parte de su equipo de tejedoras!. Sería fenomenal trabajar en aquello qué te gusta hacer... tejer.

Ya me contarás cómo te ha ido o si has decidido lanzarte.

Y como siempre...




4

Test knitter o tejedoras de prueba.

4


El pasado martes leyendo el blog de mi amiga Pilar, encontré que hablaba de sus tejedoras de prueba. Así que me puse en contacto con ella y a raíz de esa conversación me puse a investigar. Y hoy quiero compartirlo  contigo.

A groso modo,  test knitter es una persona que se dedica a tejer, corregir y en ocasiones mejorar los patrones de los diseñadores, antes de que éstos  publiquen el patrón y lo ponga a la venta.

El proceso es el siguiente.

1. Los diseñadores de punto hacen una llamada a través de Ravelry o de su página de Facebook solicitando test knitter. Tú eres libre de coger el trabajo a realizar. 

2. Te pones en contacto con el diseñador diciéndole que quieres hacer ese trabajo.

3. Te envía el patrón para que lo tejas, lo corrijas en el caso de errores y,  si quieres,  mejorarlo. 

En este punto todo depende de lo que te pida el diseñador. La forma de contacto puede ser bien a través del grupo de Ravelry o bien de forma privada.

4. Vas publicando tus avances y una vez terminado, compartirlo en Google, en Ravelry y en tu blog.

5. Todo este trabajo es por lo general voluntario.

6. Recibes una copia editada del patrón.  


Siguiendo con la conversación de mi amiga.

Una tejedora experimentada  puede  opinar lo siguiente. 

"¿Gratis? ¿Sólo el patrón? ¿Un patrón que has corregido y mejorado y que gracias a tu tiempo el diseñador tendrá sus beneficios, gracias  a tu amor al arte?.

Pero no todo es tan negativo.

Tienes la oportunidad de conocer a muchas personas que le gusta lo mismo que a ti, tejer.

Gracias a esto puedes establecer fuertes lazos de amistad con personas de todo el mundo.

Cabe la posibilidad de que el diseñador  vea en ti una persona competente, es decir, tejes bien, cumples los plazos, además tienes tanta imaginación que eres capaz de proponer mejoras del patrón al diseñador.

Ante esto, tal vez le interese al diseñador tener su propio grupo de test knitter y tenerlos a sueldo.

Además,  hay diseñadores que te ofrecen un porcentaje de descuento en su tienda y también hay empresas y diseñadores que pagan por ese trabajo. Sólo tienes que buscar en Google.

 Qué opinas, ¿te animas a ser una test knitter?


4